Carta de ALFON a la PAHC de Sabadell

Carta de l’Alfon en resposta a la que li vam enviar des de la PAHC de Sabadell: De la Granja del Pas a Soto del Real: carta de la PAHC de Sabadell a Alfon (pdf)

Prisión de Navalcarnero, 11/09/2016

Por fin me siento a escribir estas letras.

Hace ya meses que recibí vuestra esperanzadora carta. Fue sin duda un soplo de aire fresco para mí. Imaginar esa masa de seres humanos organizándose cada semana para ponerle rostro a la dignidad, plantando cara a la perversa especulación de la apología del dinero y sus brutales y codiciosos representantes es una fuente de inspiración inmensurable para todos y todas aquellas que hemos entregado nuestras vidas a la causa de lo común.

A este lado del muro la realidad tiene su propia dimensión. En dicha dimensión los actos de solidaridad y humanismo adquieren una proporción enorme, pues entre barrotes la hostilidad, o la falta de respeto a la propia vida hacen que esos actos que llevais a cabo en la Plataforma se perciban y valoren con una fuerza que es solamente equiparable al ejemplo que representan.

No pude contestaros antes ya que no fue hasta hace poco más de dos meses cuando me quitaron el FIES, así que he pasado el verano contestando a familiares, amigos y solidarios y solidarias como vosotras que me habéis hecho muy sencillo resistir, haciendo que en ningún momento me sienta desamparado, a pesar de sus esfuerzos.

Son muchos los compañeros y compañeras que están bajo las garras de su “institución penitenciaria”. A veces acusados de forma falsa y otras sometiéndolas a la implacable venganza del Estado por haberse plantado ante éste. En todos los casos el motor que nos mantiene fuertes y erguidos, que nos impulsa a continuar preparándonos con la lectura y el estudio; a no dejar de sonreír y a sentir que no hay nada que merezca mas la pena que la lucha por la transformación social, es el ser conscientes de que en las calles se continua dando la batalla desde los más diversos sectores de la ciudadanía  que representan a esa mayoría social que compone la clase obrera.

De corazón os agradezco vuestra solidaridad. Tan solo espero poder devolveros parte de la fuerza que transmitís y aportar mi granito de arena en la ejemplar y necesaria lucha que representa la PAH.

¡Venceremos!

BxwkhEFCIAAoCcv.jpg_large